Alimentos que nos dan más hambre

Por todos es sabido que la opción más saludable es comer cinco veces al día: desayuno, comida y cena y dos almuerzos repartidos. Son esos snacks donde se corre el peligro de cometer errores en nuestra alimentación: comer por la calle, escoger cualquier cosa de la nevera o incluso tirar de las máquinas de vending. Y, si escogemos alimentos que no son adecuados, nos encontraremos con esa familiar situación en la que nos enfrentamos a una abrumadora necesidad de querer comer más y no sentirnos saciados. ¿Por qué ocurre esto?

La ciencia, como siempre, tiene la respuesta y lo dice muy claro: comer pequeñas raciones de algo no elimina el hambre, sino que activa las partes de nuestro cerebro que gestionan el apetito.

"Sólo una barrita de cereales" o "no voy a pasar de 10 patatas fritas" y, de pronto, no puedes parar!

Ponemos nombre a los alimentos que menos hambre nos quitan y descubrimos, por fin, por qué no nos sacian:

LA SAL: LAS PATATAS FRITAS Y EL PAN

Un estudio publicado en The Journal of Nutrition explicó recientemente por qué no puedes soltar la bolsa de chips: la sal. En la investigación, sometieron a un amplio grupo de personas a la misma dieta que solo tenía diferencias en la cantidad de sal. Llegaron a la conclusión de que la sal incita a la gente a ingerir un 11% más de comida y calorías.

GALLETAS Y OTROS DULCES

Cuando comemos, determinadas partes de nuestro cerebro se quedan calmados y mandan la señal de que ya estamos satisfechos. Sin embargo, esto no ocurre cuando comemos dulces. El tálamo y el hipotálamo se mantiene activos después de ingerir dulces, y por eso una galleta o un bollito a media mañana o media tarde sólo conseguirá que tengas más hambre.

YOGURES (INCLUSO BAJOS EN AZÚCAR)

las etiquetas de "bajo en azúcar" o "0% azúcar" tienen trampa para nuestro estómago y nuestro bolsillo, tenemos que asimilar que un único yogur tampoco saciará nuestro hambre entre horas. Al contrario. A estas alturas, muchos estudios han dejado demostrado que cuánto más mastiques, mejor será para tu digestión y más llena te sentirás con menos comida. Por eso, los yogures, que ingieres con tanta facilidad, en unas pocas cucharadas, no te calmarán ese apetito de media mañana. Además, suelen llevar azúcar (o edulcorantes) y carbohidratos procesados. Es decir, que la sensación de hambre se multiplica.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square